Oficina del consumidor

 

ANTES DE ACUDIR A LOS TRIBUNALES...

Plantea tu queja en el propio establecimiento o empresa e intenta llegar a un acuerdo amistoso.

Si la empresa está adherida al Sistema Arbitral de  Consumo, solicítalo. Te asegurarás de que el conflicto tendrá una solución rápida, sencilla, imparcial, gratuita y de obligado cumplimiento para  las partes.
 
En el caso de que no esté adherida, pide las Hojas de Reclamaciones y entrega una copia en una Oficina de Consumo o en una Asociación de Personas Consumidoras. Bien por la vía administrativa o a través de la asociación, se mediará entre las partes para tratar de llegar a un acuerdo.

El Gobierno Vasco podrá sancionar con una multa a la empresa o establecimiento, si comprueba que se ha cometido una infracción.

Y recuerda que..

Tienes que detallar de forma clara los hechos que motivan la reclamación y cuáles son tus pretensiones.

Debes tener pruebas que demuestren esos hechos.

Para poder fundamentar la reclamación, debes adjuntar copia de todos aquellos documentos que puedan demostrar lo acontecido (factura, ticket, contrato, presupuesto, garantía, publicidad...) y guardar los originales.